CERRAMIENTOS VERTICALES VIDRIOS CORREDEROS

LIGEREZA Y AJUSTE – MANEJO – SEGURIDAD FUNCIONAL – TRANSPARENCIA Y PROTECCIÓN

DESAGÜE – REGULACIÓN DE ALTURA – ENCUENTROS Y ACABADOS

 

La hoja corredera se desliza suavemente gracias a unas pequeñas ruedas camufladas en su parte inferior, que además son tratadas para absorber al máximo el ruido. Una vez montado el cerramiento, es posible ajustar los carros para pequeñas tolerancias en sentido vertical. Este ajuste se hace por hojas.

La primera hoja corredera lleva incorporado por su parte interior un disimulado listón vertical, que hace muy sencillo su manejo. La función de arrastre de hojas contiguas permite el cierre de todo el cerramiento manipulando únicamente la primera hoja, en una sola acción.

Es posible incorporar un tirador enrasado con cierre exterior o interior (opcional), pomo embutido o cerradura central.

El sistema corredero permite un cierre totalmente transparente. Su solape de hojas, en posición cerrada, de 25 mm garantiza la ventilación constante del espacio y una protección frente a la lluvia.

La guía inferior del marco tiene unas pequeñas aperturas especialmente pensadas para el desagüe.

El marco horizontal superior del cerramiento está preparado para tolerancias de hasta 20 mm, de esta manera queda garantizada la funcionalidad del sistema incluso en casos de asentamiento de obra

Los perfiles laterales exteriores del conjunto permiten una unión limpia y disimulada entre marco y obra

  • Cerramientos de terraza
  • Separación de espacios
  • Sistema apoyado en parte baja
  • Apertura a uno o dos lados
  • Marco de 2, 3 y 4 raíles
  • Funcionamiento suave y fácil
  • Cierre oculto con y sin llave
  • Cerraduras centrales
  • Vidrio templado de 10 mm
  • Lacados y anodizados
  • Altura 3000 mm
  • Anchura 1100 mm
  • Peso por hoja hasta 80 Kg
  • Medidas especiales. Consultar.
  • Dimensiones máximas no son combinables.
<