Dentro del mundo del interiorismo existen múltiples soluciones a la hora de escoger como cubrir o decorar nuestra ventana o cristalera. Precisamente esa variedad, es lo que nos permite buscar la mejor de las posibilidades para combinar el aspecto decorativo, con el grado de luz, aislamiento o protección de nuestra cortina.

Hoy nos centramos en hablar de una de esas soluciones inteligentes, prácticas y todavía algo desconocidas en España, la cortina plisada.

Influenciados por la popularidad de esta cortina en Europa, su uso se está extendiendo en nuestro país, aunque este uso tiene aún un largo recorrido. Quizás la característica que más define a nuestra protagonista, es la la forma de acordeón, con pliegues de 20 o 25 mm que al abrir queda plagada en un pequeño espacio, y que al cerrar, nuestra tela queda estira con la ayuda de tensores laterales.

Tradicionalmente asociamos el uso de estas cortinas a pequeñas ventanas o buhardillas en áticos, tendencia que está cambiando para convertirse en una perfecta solución para las nuevas tendencias arquitectónicas constructivas.

La pregunta surge de inmediato ¿Entonces, donde podemos colocar nuestras plisadas?. Su flexibilidad de uso, nos permite:

  • Colocarlas cubriendo el ancho total de la ventana, siempre dando 50 o 60mm más a cada lado.
  • Dentro del junquillo de nuestra ventana. (Teniendo en cuenta que hay junquillos que favorecen más esta opción que otros).Esta opción nos permite mover la hoja de nuestra ventana sin tener que subir o bajar nuestra cortina.
  • En ventanas con formas no rectas, como las inclinadas, abuardilladas o claraboyas circulares.

¿Cómo se accionan nuestras plisadas?. Hay diferentes posibilidades, con tirador sencillo, doble, cadena, manivela o motorizadas.

¿Cómo nos permite combinar la luz nuestra plisada?. Para nosotros esta es una de sus mayores fortalezas, permitiendo:

  • Oscuridad con alto porcentaje, aunque mentiríamos si asegurásemos un 100%. Para ello combinamos tejido black out con guías laterales o ángulos.
  • Diferentes grados de entrada de luz. Eligiendo el tejido adecuado en función de nuestras necesidades. Contamos con una amplia gama de tejidos con diferentes grados de transparencia.
  • Combinar opacidad con transparencia. A través de la utilización de tejidos dobles, combinando el opaco con el transparente en la misma cortina.
  • Con el tipo de accionamiento de nuestra cortina podemos hacer que esta se mueva en diferentes sentidos verticales. De abajo arriba, de arriba abajo, o en ambas direcciones, combinando luz con intimidad.

Desde Proper, te invitamos a seguir asesorándote en tu elección.